PPCacabelos

Partido Popular de Cacabelos

julio 14th, 2015

Hagamos un poco de Memoria Histórica, a propósito del bando del Alcalde, Sergio Álvarez sobre la C/ El Correo.

Uncategorized, by Principal.

Debe ser producto de su larga ausencia del Municipio, lo que le hace interpretar al nuevo Alcalde, de manera tan confusa lo ocurrido con el alumbrado público de la C/El Correo.

En primer lugar, el Gobierno Socialista de su valedor José M. Sánchez, enterró en esa obra gran parte de una subvención de la Junta de Castilla y León destinada a la renovación del alumbrado público urbano de Quilós, desviando recursos públicos de esa Pedanía a su faraónica obra de la avenida donde tiene fijada actualmante su residencia, junto con su compañero y exPedaneo de Quilós. (asunto que, a estas fechas, ya conocerá por el expediente de devolución de subvenciones que quedó a su disposición en el Ayuntamiento) .

En segundo lugar, en el verano de 2011 a la llegada al Gobierno Municipal el Partido Popular, la factura que todos los cacabelenses pagamos de consumo referido a la C/El Correo fué superior al los 8.000 €, y como a nosotros si nos preocupa donde se gastan los impuestos de los ciudadanos, ordenamos una investigación de aquel despropósito.
El efecto inmediato de la aparición de los operarios de la empresa suministradora de electricidad por la zona fue el corte “anónimo” del suministro eléctrico del alumbrado público de la C/El Correo, no sabemos si con nocturnidad y alevosía porque para asombros de operarios y extraños, el misterioso corte ha quedado sin resolver.
Furtivismos al margen, lo que si reveló la investigación de aquel alumbrado público de la C/El Correo que fue puesto en funcionamiento como otras de las múltiples tropelías e ilegalidades de sus correligionarios del Gobierno Socialista de J.M.Sánchez:
el servicio de alumbrado público de la archiconocida calle, se había puesto en funcionamiento incumpliendo la ley y enganchándolo ilegalmente a otra línea del Municipio sobrecargada.

Este nuevo escenario, junto con la negativa de la empresa instaladora a presentar los proyectos y permisos correspondientes por los motivos que, a estas fechas, ya conocerá por el expediente que quedó a su disposición en el Ayuntamiento; nos vimos forzados, como en tantos otros casos durante el Mandato Popular que le precedió, a pagar los desfalcos cometidos por sus compañeros socialistas y a iniciar nuevamente el proceso de legalización del alumbrado público de la C/El Correo. Eso si, a costa de los impuestos de todos los cacabelenses.

En cuarto lugar, ante la descomunal quiebra del Ayuntamiento, el siguiente paso que duró años fue devolver la solvencia económica a las arcas municipales.

Una vez restablecida la solvencia con el esfuerzo de todos, en quinto lugar, se encargó una auditoría energética a coste 0 € para el Ayuntamiento que nos permitiese restablecer TODO EL ALUMBRADO PÚBLICO DEL MUNICIPIO DE CACABELOS, no solo a la C/El Correo, los derechos cercenados por el desastre de gestión de sus predecesores socialistas; además de forma eficiente y sostenible (asunto que, a estas fechas, ya conocerá por el expediente que quedó a su disposición en el Ayuntamiento.)
Fruto de esa auditoría, se licitó la renovación del alumbrado público Municipal (asunto que, a estas fechas, ya conocerá por el expediente en curso que quedó a su disposición en el Ayuntamiento.) y se incluyó la legalización de alumbrado público de la C/El Correo a saber:
-nueva ejecución parcial de la obra.
-Adaptar la obra ejecutada a la normativa vigente.
-Presentar el informe favorable preceptivo de la OCA sobre el cumplimiento de los parámetros de calidad de la instalación.
-Conseguir las preceptivas autorizaciones de Industria
-Y, por último, contratar y tramitar el número de referencia interna de la empresa suministradora CUPS, para poder dar el suministro.

Todos estos pasos fueron dados por el Gobierno Municipal Popular de Adolfo Canedo para que:y…………………. en séptimo lugar ¡ SE HIZO LA LUZ en el alumbrado público de la C/El Correo ! y en su capcioso Bando de Alcaldía, tendencioso y sesgado. Actitudes, por cierto, a las que ya nos va acostumbrando en tan corto mandato.

Back Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *