PP Cacabelos

Partido Popular de Cacabelos

junio 22nd, 2018

La Audiencia zanja definitivamente el acoso judicial, político y empresarial, al que fue sometido Adolfo Canedo y su Gobierno, por el caso Edificio Roma en Trv. Torano Nuovo

Uncategorized, by Principal.

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial, sección 3ª de León, confirma la del Juzgado de Ponferrada, el sobreseimiento de la denuncia interpuesta por Fernando Nistal Puerto -Constructora Nistal y Bello S.A.- contra Adolfo Canedo.

Se me imputaban distintos delitos como desobediencia, delito contra la ordenación del territorio y prevaricación urbanística u ordinaria. Los hechos se originaron por haber concedido la Junta de Gobierno Local Popular que presidía, la licencia de reconstrucción de una valla de cierre en la Trv. Alférez Provisional (HOY Trv. TORANO NUOVO) a sus legítimos propietarios, después de que la Constructora Nistal y Bello S.A la hubiese demolido.

Estos hechos que se archivan, por tercera vez y definitiva, levantaron una tormenta política que el PSOE de Cacabelos rentabilizó a través de una serie de comunicados de prensa emitidos por sus concejales en todos los medios de comunicación y colocados en los tablones de anuncios del Ayuntamiento. A través de ellos los socialistas hacían, sin ningún rubor, el caldo gordo a la empresa que me incriminaba, por velar por los intereses de los vecinos afectados por el atropello. El PSOE que hizo suyas estas falsedades y las difundieron en mi contra y contra mi equipo de gobierno hasta la campaña electoral de 2015.

Por la influencia de unos actores sin escrúpulos, he sido sometido a todo tipo de presiones, llegando incluso a la presión judicial, donde fui acusado de desobediencia, y más de una resolución judicial me exigía que fuera contra mis propios actos administrativos que eran firmes y que nunca habían sido recurridos. Lo más grave fue una resolución judicial que llegó a requerir al Ayuntamiento que presidía, para que suspendiera la licencia concedida, y que facilitara la demolición de la valla y cierre metálico levantando según la licencia, haciéndome responsable de su ejecución; ahora queda probado que la licencia fue totalmente legal, y lo que es más grave, queda demostrado que lo ilegal es la construcción del “Edificio Roma” al no haber sido construido en la alineación de la calle colindante.
883101_1

Una vez más, se demuestra, como el poder del dinero de unos empresarios sin escrúpulos no tiene límites, para presionar, intimidar y denunciar a un Alcalde por no plegarse a sus intereses, y ponerse del lado de sus adversarios políticos para influir en la pasada campaña electoral de las municipales del año 2015.

Cuatro años después se hace justicia y se zanja finalmente el tremendo acoso judicial, político, social y empresarial que he padecido durante estos años en un asunto en el que yo únicamente me limité a cumplir escrupulosamente con la legalidad y lo que los informes técnicos y jurídicos municipales indicaron en su día.

Otra cosa muy distinta es lo que ha hecho de forma bastarda el PSOE de Cacabelos en estos años, y es aplicar su máxima de “difama que algo queda… y de eso siempre podremos arañar unos votos”; cuando la realidad es que son ellos a los que la corrupción sostenida en el tiempo les llega al cuello hasta ahogarlos cada día más. Frente a la indefensión y el atropello de los legítimos derechos de unos humildes ciudadanos en la protección de su propiedad, el PSOE de Cacabelos se alinea con un empresario que solo atiende a sus intereses espurios.
Como siempre, lamento que la justicia en este país sea lenta y, como en este caso, deje de ser justa con quien solo busca la escrupulosa defensa de la legalidad y el interés público, sometiéndome durante los últimos 4 años a todo tipo le injurias, difamaciones, falsedades y vejaciones. Pero también anuncio mi derecho a resarcir mi integridad moral exigiendo responsabilidades a todos y cada uno de estos personajes que la han vapuleado pública y privadamente mientras duró este largo calvario.

Back Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *